Vinos italianos
Italia es un país lleno de cultura, dentro de esta incluye la comida y por supuesto los vinos.

Los vinos italianos pueden ser de los más ricos gracias a la fama vitivinicultora de ese país. Italia es un país lleno de cultura, dentro de esta incluye la comida y por supuesto los vinos. A todos nos gusta disfrutar de un buen vino para acompañar las promociones pizza o simplemente por el placer de tomarnos una copa mientras tenemos una plática con amigos.

Es por eso que hoy te vamos a hablar un poco acerca de tres tipos de vinos italianos, para que conozcas un poco más sobre las características de esta bebida.

Vino Dolcetto

El Dolcetto está elaborado con una variedad de uva negra del mismo nombre. Originario de la región de Piamonte, la elaboración de este vino se lleva a cabo con uvas no tan maduras. Este tiene un sabor suave y con tonos frutales y es de un color rojizo intenso hasta el púrpura. Se recomienda que el dolcetto sea consumido joven y no almacenarse por largos periodos de tiempo.

Existen registros que marcan la aparición de este tinto en 1593 en el municipio de Dogliani, pero fue hasta 1972 cuando recibió la Denominación de Origen Controlada (DOC), la cual liga su origen geográfico a esa zona. Esta es una excelente opción para acompañar pastas, pizzas o platillos con cerdo. 

Copa de vino dolcetto
Vino dolcetto

Vino Chianti

El origen de los Chianti está en una zona en la Toscana, donde recibió Denominación de origen controlada y garantía (DOCG), la cual solo reciben los vinos de más alta calidad. Este vino esta elaborado con uvas sangiovese y variedad de uvas blancas. Su color no es tan obscuro, pero no llega a ser rosado, en cuanto a sabor es frutal y fresco. Aunque puede envejecer conservando su calidad es mejor si se consume joven.

Se dice que esa región decidió mezclar diferentes tipos de uvas que darían paso al Chianti desde hace tres siglos. Es gracias a esa mezcla que este vino tenga un sabor más concentrado. Es ideal para tomar cuando comes cordero, quesos italianos maduros o pollo.   

Vino Chianti

Vino Lambrusco

La región de Emilia-romagna, al norte de Italia, es a la que le debemos al Lambrusco. Viene de una combinación de uvas entre las que destacan la marani, la salamino, la maestri, la grasparossa y la sorbara. Existen distintos tipos dentro del Lambrusco lo que lo lleva a tener diferentes colores que van desde el rosado claro hasta un tono rojizo. Este es un vino con un toque ácido, con aroma frutal y puede ser seco o dulce.

Su origen viene desde el siglo XIX, momento donde el proceso de creación requería de mayor cuidado debido a que era fermentado mediante un método tradicional. El lambrusco combina con pavo, carnes añejas, quesos salados o un postre de frutas.

Vino Lambrusco

La variedad de vinos italianos no termina aquí, estos son solo tres variedades que puedes encontrar. Ya que los prefieras dulces o secos solo nos queda agradecer a Italia por elaborar vinos de todos los estilos. No solo disfruta tu comida con un vino, existen algunos postres italianos con los que puedes acompañarlos.