Plato vegano

Si decides cambiar a una dieta que no contenga alimentos de origen animal, como cualquier otra dieta, debes planificarla adecuadamente para que el hábito sea beneficioso para tu salud y no tenga el efecto contrario. Por ello, te dejamos 11 claves para lograr una dieta vegana segura y saludable. No todos los vegetarianos son saludables, y pasarse a una dieta vegana no beneficia a nuestra salud, por lo que es importante tener en cuenta las siguientes claves de una alimentación basada en plantas. Somos realmente saludables y seguros para el cuerpo.

Cocina más en casa

Más platos tienen una variedad de beneficios, ya que los alimentos veganos se procesan con muchas alternativas de alimentos de origen animal y pueden contener ingredientes de mala calidad, como hamburguesas, bebidas de origen vegetal y queso vegano.

Por eso, si buscas una dieta vegana saludable, siempre es recomendable cocinar más en casa y degustar comida casera casi todos los días. Siempre es buena idea recolectar alimentos caseros y sumarte a la cocina para comer mejor y más sano.

Coma al menos 5 porciones de frutas y verduras al día.

Al igual que con cualquier dieta, si desea estar saludable, no debe menospreciar los alimentos nutritivos. Entonces, si bien puede pensar que convertirse en vegetariano comerá más frutas y verduras, a menudo no es el caso.

Frutas saludables

Por lo tanto, trate de comer al menos 5 porciones de frutas y verduras al día, idealmente 10 porciones de estos grupos de alimentos. Esto trae muchos beneficios para la salud del cuerpo. 

Vigilar la ingesta de proteínas

Aunque los alimentos de origen vegetal tienen una valiosa fuente de proteínas, es importante no descuidar su consumo dietético diario y asegurar su alimentación. Aportamos todos los aminoácidos esenciales.

Por ello, en una dieta normal se deben tomar cereales integrales con legumbres, o combinar algunos de estos alimentos con frutos secos y semillas en diversas preparaciones para conseguir que a la dieta vegana no le falte proteína de calidad. 

Evite los alimentos altamente procesados ​​y mal procesados ​​tanto como sea posible.

Como decía al principio, la comida casera siempre viene bien. Pero también recuerda evitar los alimentos que son demasiado procesados ​​y de mala calidad y que ya no son tan nutritivos como se desea en la preparación de los platos. Por lo tanto, es recomendable evitar las salsas y snacks de venta libre, los cereales para el desayuno y las preparaciones veganas listas para comer.

Comida frita

Evite los alimentos fritos como método de cocción.

Los alimentos fritos son una receta que debe evitarse, ya que reducen el valor nutricional de los alimentos al agregar grasas y calorías no deseadas y promover la pérdida de nutrientes liposolubles en cualquier dieta. En cambio, es recomendable disfrutar de alimentos más saludables como parrillas, parrillas y comidas al vapor.

Elige el agua como tu bebida principal

Los refrescos y muchas bebidas alcohólicas son veganas, pero se deben evitar el alcohol y los azúcares añadidos que pueden encontrarse en muchas bebidas alternativas como las del servicio de chilis a domicilio con bebidas. Para una dieta saludable, elija siempre agua como bebida regular sazonada con hierbas, frutas y verduras, sin añadir azúcar ni almíbar. Necesitas reducirlos tanto como sea posible. Con una comida normal.